Tu fotolibro en sólo 3 pasos

  • Sacá tus fotos
  • Armá tu álbum
  • Recibilo en tu casa

Blog

19 JUL

Tips para sacar las mejores fotos de noche

De noche no es necesario guardar tu cámara, sino aprovechar la oportunidad para tomar fotos hermosas. Acá vamos a darte algunos consejos técnicos y tips que serán de utilidad para que saques las mejores imágenes.

Luminosidad: Puede parecer obvio, pero lo primero que hay que tener en cuenta a la hora de sacar fotos de noche es la disminución de la luminosidad. Para compensar esto, se puede aumentar la sensibilidad a la luminosidad del sensor de la cámara digital. También se puede utilizar una amplia apertura del objetivo para aumentar la cantidad de luz que llega al sensor. Aún así, es posible que tenga que utilizar una velocidad de obturación baja para obtener la exposición deseada.
La desventaja de la velocidad de obturación es reducir las imágenes borrosas. Las velocidades de obturación inferiores no aumentan la falta de definición, pero aumentan el riesgo que se produzca. Una distancia focal más larga también aumenta el efecto de la vibración de la cámara. Por lo tanto, uno de los consejos para la fotografía nocturna es utilizar un objetivo con una distancia focal corta, tal como 18 mm o 24 mm.

Trípodes: a pesar de los mejores esfuerzos para permanecer quieto, siempre pasa que uno va a terminar balanceándose para un lado u otro lado o de adelante o irse hacia atrás. El uso de un trípode bien anclado puede brindar un tiempo de exposición de varios minutos sin que se mueva la cámara.
Si la cámara está en un trípode, el principal riesgo del movimiento se produce al presionar el botón del obturador para tomar la fotografía.
La estabilización puede tardar uno o dos segundos, por lo que se puede utilizar el temporizador y así el movimiento más leve causado por la presión del botón del obturador no existirá al momento del disparo. El desplazamiento de 2 segundos es ideal para tomar fotografías de personas estáticas si la cámara está en un trípode.

Disparador remoto: si deseás capturar un objeto en movimiento y querés disparar el obturador a una hora determinada para sacar la foto, una buena idea es utilizar una cámara con un control remoto.

Modo manual: lograr la exposición correcta para escenas nocturnas pueden ser una tarea difícil. Esto se debe en parte al hecho de que la escena a menudo incluirá amplias zonas oscuras, pero también debido a diferentes exposiciones pueden ayudar a conseguir resultados igualmente buenos. Esta es la oportunidad perfecta para abandonar la configuración automática de la cámara para pasar al modo manual. Para calibrar los diferentes valores, primero se recomienda sacar una fotografía y, de acuerdo a los resultados, cambiar los valores de exposición, velocidad de obturación, por ejemplo, y tomar otra foto para ver si la imagen es mejor. Experimentar con diferentes niveles de exposición puede lograr sorpresas muy agradables.

Reducción de ruido: los tiempos largos de exposición pueden aumentar el "ruido" de la imagen. La imagen resulta buena, pero los detalles se pierden. Las últimas cámaras del mercado están equipadas con reducción de ruido para exposiciones largas que se puede activar desde el menú de configuración de la cámara.
La cámara elimina mucho ruido cuando la imagen se graba en la tarjeta de memoria. Sin embargo, el procedimiento es tan largo como la duración de la exposición. Por lo tanto, para un tiempo de exposición de dos minutos, la cámara necesitará dos minutos adicionales para mostrar la imagen en la pantalla. Durante este tiempo, no se puede tomar más fotos.

El momento ideal y los objetos ideales: el atardecer, el corto período justo después de la puesta del sol, puede ser una situación ideal. En el horizonte, el cielo sigue estando iluminado, aunque el sol desaparece. La luz es mucho más caliente cuando el sol está bajo en el cielo cuando está en su punto más alto. Es por eso que ves tantos maravillosos colores al atardecer. Estos efectos también son visibles en la madrugada.
En la ciudad, las luces pueden ser un buen tema para fotografiar, como los carteles de neón y los edificios iluminados. La vista tomada justo después de una lluvia son aún más interesante debido a que la luz se refleja en el suelo mojado y en los charcos.
Los fuegos artificiales constituyen también un excelente tema. En este caso, es necesario utilizar una velocidad de obturación lenta para captar las rayas y las explosiones. Debido a la oscuridad, es posible que la cámara tiene dificultades para enfocar. Lo mejor es fijar el objetivo a manual y enfocar un objeto que está a la misma distancia que los fuegos artificiales.

Publicado el 19 julio, 2014 | Categorías: fotolibros tips y consejos | No hay comentarios

 

Deje su comentario

Nombre

Correo electrónico

Comentario

 

ESTOS SON NUESTROS PRODUCTOS MÁS VENDIDOS

Creá y personalizá el álbum desde tu casa. ¡Después te lo enviamos!

Sobre Nosotros

A través de un sistema de impresión de alta calidad, y con un encuadernado realizado en imprentas profesionales, podés volver a tener ese álbum con tu evento preferido, tu viaje o simplemente ese acto de los chicos...

¡Descargá el software gratuito que ya se usa en más de 50 países y volvé a llevar las fotos a tu casa!